VACA

(Dinero) Si aprueban el TLC con Nueva Zelanda, el sector lechero quebraría en un año

Jeffrey Fajardo López, presidente ejecutivo, de la Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche (Asoleche) volvió a dejar en evidencia el rechazo absoluto que tiene el gremio por una posible entrada en vigencia de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Nueva Zelanda, ya que según la agremiación podría llegar a dejar el sector en una quiebra al año de estar aprobados los acuerdos.

El dirigente gremial aseguró que no tiene sentido para la economía colombiana, ni para el sector, que entre a jugar comercialmente el país más poderoso en la industria lechera mundial. Lo que haría que la producción y ventas se vengan completamente abajo.

“Nuestra posición frente a los tratados de libre comercio, en particular el de Nueva Zelanda, es de exclusión total. Porque a nosotros no nos sirve plazos largos, ni que nos desgraben los aranceles en 19 años. Porque lo que implica es que, sea lo que sea, en algún momento vamos a estar abocados a una competencia directa con el principal jugador mundial y eso no nos sirve”, apuntó Fajardo López.

De acuerdo con el presidente de Asoleche, esto no implica que el sector esté en una posición proteccionista “porque nosotros ya estamos abocados a una liberalización total con Estados Unidos y con la Unión Europea. En el 2026 – 2028 estaremos completamente liberalizados con ellos, eso es un hecho”.

¿Por qué frente a Nueva Zelanda el gremio pide una exclusión total? Según el presidente de la asociación es porque el mercado ya está sobrecalentado con un país que marca los precios internacionales a través de las subastas de su principal cooperativa.

“Entre el 2014 y 2015, si uno toma el promedio al cual se le dio la tonelada de leche en polvo a la cooperativa de Nueva Zelanda, cayó un 35%. Imagínense que Colombia tuviera el mercado abierto con este país y se caen los precios un 35%, ¿quién resiste eso?, cuando Nueva Zelanda exporta 7 veces la producción colombiana”, cuestionó Fajardo.

“Nos inunda el mercado y después quién recupera las industrias que se quebraron en el proceso. Nadie”, explicó el dirigente gremial.

En cuanto al consumo interno, Jeffrey Fajardo López explicó que la caída del consumo y la baja en la confianza del consumidor le preocupa al gremio y al sector. Pero abundó en que otro miedo a la par es que el consumidor colombiano empiece por optar por productos importados o informales por buscar menores precios.

“No se sabe si esos productos son de calidad. No se sabe de dónde vienen esos productos. Se trata de un tema de conciencia por parte del consumidor para optar por productos con estándares de calidad que no van a afectar su salud, ni su experiencia”, ratificó.

Otra preocupación de Asoleche es la estrategia que adelantan los ganaderos cuando hay un exceso en la producción de leche. “Necesitamos que los ganaderos se solidaricen con la industria en el sentido de que cuando hay condiciones de excedente de producción, cuando la industria por esa inelasticidad en el consumo no le puede comprar más leche, no les vendan la leche a precios más bajos a los informales”.

Cabe mencionar que el precio promedio de la leche este año es de $1.050 por litro en promedio nacional. Según Fajardo López, en casos de sobre producciónun ganadero podría estar vendiendo el producto lácteo a los informales alrededor de $600; es decir, una diferencia de 42,85% en los precios.

Lo que al final se traduce en que el distribuidor informal pone la leche en el mercado a precios mucho más bajos, los consumidores los prefieren por ‘ahorro’, lo que termina afectando las ventas y los ingresos de los formales.

El presidente del gremio hizo un llamado a las entidades estatales, como el Invima y la Polfa, para que pongan la lupa sobre los productores y distribuidores informales para destrabar en alguna medida una de las razones que más tiene débil al sector lechero formal en el país.

Cabe recordar que el 11 de mayo de este año, Asoleche le solicitó al Gobierno Nacional que excluya a este sector de las negociaciones que actualmente adelantan los países miembros de la Alianza del Pacífico con Nueva Zelanda, Australia, Singapur y Canadá, aspirantes a Estados asociados.

“Para llevar a cabo este proceso de asociación, los países aspirantes deben suscribir un Acuerdo de Libre Comercio con cada uno de los Estados Miembros, lo cual implica en la práctica que Colombia se encuentra negociando tres nuevos TLC: con Singapur, Australia y Nueva Zelanda. Excluimos de esta referencia a Canadá, considerando que Colombia ya cuenta con un TLC en vigor con este país en el que el sector lácteo quedó excluido”, expresó Jeffrey Fajardo.

Es así como, entre los argumentos del gremio, se encuentran que Nueva Zelanda es el mayor exportador mundial de leche y derivados lácteos, llegando en la temporada 2016-2017, a procesar 20.700 millones de litros de leche, es decir 6,5 veces el acopio formal de leche cruda en Colombia, que es de 3.220 millones de litros. Además, el gremio expuso que las exportaciones neozelandesas de leche en polvo, mantequilla, queso y demás derivados lácteos sumaron alrededor de US$10.500 millones en 2017 lo que dejaría en jaque a la industria láctea colombiana.

Tomado de: Dinero

Posted in Actualidad and tagged , , , , , .